lunes, 10 de diciembre de 2012

Imagen congelada



Una foto
Ya ves
Una foto sin pasado ni presente
A la que le falta el rostro
Y que apenas si es
Remedo de esa inspiración
Que si existe 
Se pierde

En realidad
Ni siquiera sé quién eres
Pero qué importa
Pues al fin y a la postre
Es mi imaginación
La que como un vagabundo
Sin techo ni consuelo
Se aproxima
Tu silueta dibuja
Y con la delicadeza
De una pluma rota
Ahuyenta el vacío
Borrando huellas y mapas


Blanca la piel
Negra la falda
Las uñas rojas
Y ese cigarro
Que se consume
Sin consumir ninguna llama

A qué y para quién te muestras
Con la calculada inocencia
De esa camiseta 
Traviesamente estirada
Las piernas que se cruzan
Y amagan sin ofrecerse 
Como la incierta promesa
De una entrega demudada

Tu cuerpo ligero
Prisionero de no se sabe qué
Cautivo tal vez de tus deseos
Enrocados en un reloj
Que ni la hora me da
Y por tanto
Se me escapa

Y así improvisando
Imagino
Que si son mis dientes
Lo que pierdo
Aunque sea rotos
Al acecho estarán
Devorando tu cuello
En una mueca congelada

Y si es mi sonrisa
La que en el conjuro extravío
En tu espalda
Es posible que la encuentre
Vendando tus ojos con los míos
Alumbrando quizás
Tanta fantasía desorientada

Pero si son mis manos
Las que como un mago de otro tiempo
Desaparecen y se escapan
Las hallaré
De eso estoy casi seguro
En ese espacio imposible que habita
Entre tu corazón y tus nalgas

Y en ese territorio fronterizo
Del que huyen 
Hasta los más audaces canallas
Establecerán su absurdo dominio

Y solo
Escaparé del abismo

O de la nada

2 comentarios:

descalza dijo...

Hacía tiempo que no leía algo con tanta cadencia, pero que consiga transmitir.

Saludos

Marlowe dijo...

descalza,

Muchas gracias. Eres muy amable.

Un abrazo.