martes, 14 de agosto de 2012

Nadie posee a nadie



Levantas la mirada
Y por tus ojos
Apenas entreabiertos
Un fulgor remoto
Te desnuda y (casi) te hace mía
Acaricio la piel aun caliente
Y me demoro
Sobre ti y dentro de ti
Hurgando sin pudor
En tus sueños más oscuros
En los secretos mejor guardados
En tu insondable belleza

4 comentarios:

Sunny dijo...

Mh... ¿Cómo lo haces? Otra vez sin respiración. No sé si es por la temática del texto o por la verdad hecha palabras y poesía.

Ya no es sumusión o dominante, es sexo más allá de lo carnal.

Marlowe dijo...

El sexo empieza y termina siempre en la mente.

Me gusta mucho verte por aquí.

Sunny dijo...

No comparto todos tus textos, este mundo es muy turbio, pero hay algunas entradas que, sin duda, estremecen.

Espero que no dejes de escribir, sería una lástima.

Marlowe dijo...

No creas que es tan turbio. Una cosa es la imaginación y otra la realidad.