miércoles, 15 de agosto de 2012

Fantasía para una desconocida

Te escondes
Y no te escondes
Tras frases breves
Y a veces casi sin sentido
Imágenes escasas
Como esos zapatos
que hablan de verano y de deseo
Cuerpos que no son el tuyo
Entregados
A una elegante y controlada barbarie
Rómpeme
Dices tras la mordaza
Rómpeme con la fiebre
de un mañana incierto
Rómpeme como la noche
Que cuando llega te traspasa
Rómpeme labios y razones
Desgarra el temor que apenas me protege
Y devuélveme a un momentáneo
E improbable silencio
Rómpeme

Rómpeme y vierte
Tu sudor surcado de planetas
Tus miedos
Tu dolor
Tu infinita soledad
Tu orgullo sin remedio
Rómpeme y haz que florezca
O que por un instante
Simplemente sea tu fuente y tu consuelo

5 comentarios:

A. dijo...

Ahora que por fin he comprendido que hay deseos que subyugan el alma ni te imaginas con la fuerza que resuenan tus letras.

Es increíble como con esa contención eres capaz de abarcar lo infinito.

Rómpeme y haz que florezca

Un saludo.

ohma dijo...

Un poema que me gustó porque es un todo o un nada. Rompiéndola le das vida,pero es un soplo de vida,un boca a boca éfimero,pero ese instante merece la pena.
El último verso me encanta.
Besos

Marlowe dijo...

A.

Gracias por tu generosa y apasionada lectura.

Supongo que esa contención es la que me permite sentir de esta manera y sobrevivir al mismo tiempo.

Un cálido abrazo,

ohma,

Le doy vida, en mi mente, al imaginarla. Como una suerte de homenaje a todas esas hermosas mujeres desconocidas.

Besos,

Anónimo dijo...

no se a cualquier anonima,,a mi,,me a llegado.
gracias
le dejo un saludo con buen aroma a canela.

Marlowe dijo...

Gracias por tu visita.

Un saludo,