jueves, 19 de enero de 2012

Wasabi & tears

Estamos cenando en un japonés. Como en otras ocasiones, he pedido una variedad de platos que vamos degustando sin ninguna prisa. Ella, sin embargo, está más habladora de lo que ya suele ser habitual, y veo que el shiitake está a punto de quedarse frío sobre su plato. Hago ademán de cogerlo con mis palillos y le digo que cierre los ojos y abra la boca. Sonríe complacida, pensando quizás que deseo darle de comer. Aparto el shiitake y, en su lugar, tomo un hermoso trozo de wasabi que deposito con extremo cuidado sobre su lengua.
- Saboréalo. Lentamente. Y no me mires al hacerlo.
Sus labios se contraen, las facciones se crispan. En un gesto instintivo, parece que vaya a escupirlo. Pero aguanta. Aun así, unas gruesas lágrimas empiezan a surcar su rostro. Mi polla se endurece. Y dudo entre enviarla al lavabo o llevarla a casa para apagar el incencio.

10 comentarios:

Sweet dijo...

:S
Malooooooooooooo!!!

XDDDDDDDD!!!!

May Mercurio dijo...

jajajaja muy bueno, el poder es lo que tiene..

Mar dijo...

Sadismo culinario ... ni Ferrán Adriá lo logró. Chapeau!!!

laprincesa{Celta} dijo...

Menudo momento, y a una que los japoneses no le van nada...pero a tragar sea dicho.

Un beso.

Marlowe dijo...

Sweet,

Si es que hay estar a lo que hay que estar. Ya me entiendes.

May,

En algunos casos, sí existe ese concepto tan de moda hace años: la erótica del poder. Pero creo que hablaban de otra cosa, ¿no?

Mar,

Si se te ocurre alguna receta, no dudes en comentarlo. Hasta podemos crear un género. Aunque dudo mucho que tengamos reseñas gastronómicas.

princesa,

¿Prefieres un mejicano?

Un beso,

Yunuén Rodríguez dijo...

Ja, algunos sí saben cómo hacerlas callar.

Marlowe dijo...

Yunuén,

Ya lo dice el refrán: "a grandes males, grandes remedios".

May Mercurio dijo...

Sí, cierto..;)

Sunny dijo...

Uff... ¡¡Uff!!

¿Quién dijo que con la comida no se juega?

Marlowe dijo...

Sunny,

Se juega con todo lo que la imaginación permita. Licencias de la cocina creativa.