lunes, 31 de diciembre de 2012

La última a la derecha

La última a la derecha
Es también la primera
Y allá
Desde su aislada atalaya
Donde cree que nadie la ve
Observa un mundo
Que no sabe si entiende
Y sueña
En ese refugio
Que no lo es
Con vidas nuevas
Inexplorados parajes
Aventuras
Que quisiera eternas.

La última a la derecha
Pese a su inocencia
Sabe de la vida
Del dolor y de sus soledades
Y se pregunta
En su temblorosa
Y muda ternura
Dónde 
Cuándo
Y cómo
El deseo arrasará
Su cuerpo
Imperfecto y hermoso
Derribando
Muros
Lejanías
Y todas las puertas.

La última a la derecha
Tiene hambre 
De sentimientos y experiencias
Y una mente fecunda
Ávida
Curiosa
Que demasiado a menudo
Y a su desmañada manera
Cubre con una vieja manta
Que
Pese a su pasión
A la tristeza no espanta.

Y si
Cuando el tren
En el que viajan sus sueños
Pase por el andén
En el que ella espera
La última a la derecha
Allí estará
Para ser
Esta vez sí
Solo la primera.

martes, 18 de diciembre de 2012

Cuando te azoto

Azotar
Es más
Mucho más
Que una violenta caricia
Es

Sentirte desnuda
Y vestir de calor
Tu piel entregada
Entrar en tus tinieblas
Rozar tu corazón
Y escalar una infinita montaña.

Cuando te azoto
No es luz
Lo que entra por la ventana
Tu cuerpo vibra
Mi mano desciende
Y en todos tus alrededores
Traza una melodía
Que cada esquina
De tu oscuridad
Alcanza.

Cuando te azoto
Es como si escribiera
Sin usar ninguna palabra
O como si viese
Cada detalle
De tu vulnerable
Intimidad
Tan dentro de ti
Que soy yo
Sin estar allí
El único
Que te abraza.

Cuando te azoto
Tus caderas bailan
Gimes y te retuerces
Pero es otro sonido
El que realmente habla
Entre mis dedos
Tus sueños se enredan
Mis pesadillas se confunden
Y la razón
En la que habito
Cae por fin derrocada.

Cada azote
Es un espasmo
Una urgencia
Un viaje sin demoras
Entre tus pies
Y tu espalda
Un lugar
Sin futuro
Donde quemar el pasado
Un instante
Interminable y fugaz
Que reta
Lo absurdo
De estar aquí
Y no saber nada.

Azotar
Es cruzar una frontera
Que no está
En ningún mapa
Donde el dolor y el placer
Pierden su condición
Y son solo
El sentimiento
De saber jugar con el fuego
Y no quemarse
A pesar de las llamas.

Azotarte
Es besar tus labios
Sin tan siquiera besarte
Es reírse
De las sombras
Desvelar a los fantasmas
Traspasar el caos
Y componer en tu piel
Una sinfonía violenta
Pero siempre delicada.

Y yo
Que tan mal lo explico
Solo puedo decirte
Que cuando te azoto
Es alguna especie
De extraño amor
Lo que a tus oídos
Se escapa.











viernes, 14 de diciembre de 2012

Te deseo

Te deseo
Como el verano
Que fugitivo escapa
O como ese
Paraíso imposible
Largamente deshabitado.

Te deseo
Paseando por tu vida
Con parada y posta
En cada leve matiz
Alejados los prejuicios
Burlando las burdas apariencias
Saboreando tu pasado.

Te deseo
En la música que escucho
En las imágenes que veo
En un futuro por discernir
Pero más
Mucho más
En un presente imperfecto
Y por supuesto inacabado.

Te deseo
En tu contenida elegancia
En la mirada que percibo
La sonrisa que intuyo
Y en toda
Toda la ternura
Que a cada minuto siento.

Te deseo
Con mi trabajada
Y escasa sabiduría
Y a pesar
De mi irrefrenable intensidad
De algún modo silencioso
Prudente
Y quién sabe
Si inocente en el exceso.

Te deseo
Sencilla
Y a tu sencilla y única manera
Grande
Bella
Fuerte y veraz
Incluso
O sobre todo
Por no pretenderlo.

Te deseo
En la inmediatez
Y en la distancia
Lejos o cerca
Con una contenida calma
Que a mí
Menos que a nadie
Nunca engaña.

Pero
Y de ahí mi vulnerabilidad
También te deseo
Como las tristes
Y polvorientas calles
Necesitan el suelo.

Y por eso
Deseo caminar a tu lado
Quebrar las esquinas
Romper las aceras
Y bailar en los tejados
Reivindicar la vida
En tus brazos
Verte respirar
O ser la respiración
Que muere
En el silencio de tus manos
Borrar

Borrar de todos los diccionarios
Y en cada recóndito
Centímetro de tu piel
La palabra pecado.

Y vivirte
Suave
Tenue
Casi vaporosa
Más nunca esquiva
Si acaso febril
Y con el pelo
Los labios
El vientre
Y el corazón
Siempre alborotados.



lunes, 10 de diciembre de 2012

Imagen congelada



Una foto
Ya ves
Una foto sin pasado ni presente
A la que le falta el rostro
Y que apenas si es
Remedo de esa inspiración
Que si existe 
Se pierde

En realidad
Ni siquiera sé quién eres
Pero qué importa
Pues al fin y a la postre
Es mi imaginación
La que como un vagabundo
Sin techo ni consuelo
Se aproxima
Tu silueta dibuja
Y con la delicadeza
De una pluma rota
Ahuyenta el vacío
Borrando huellas y mapas


Blanca la piel
Negra la falda
Las uñas rojas
Y ese cigarro
Que se consume
Sin consumir ninguna llama

A qué y para quién te muestras
Con la calculada inocencia
De esa camiseta 
Traviesamente estirada
Las piernas que se cruzan
Y amagan sin ofrecerse 
Como la incierta promesa
De una entrega demudada

Tu cuerpo ligero
Prisionero de no se sabe qué
Cautivo tal vez de tus deseos
Enrocados en un reloj
Que ni la hora me da
Y por tanto
Se me escapa

Y así improvisando
Imagino
Que si son mis dientes
Lo que pierdo
Aunque sea rotos
Al acecho estarán
Devorando tu cuello
En una mueca congelada

Y si es mi sonrisa
La que en el conjuro extravío
En tu espalda
Es posible que la encuentre
Vendando tus ojos con los míos
Alumbrando quizás
Tanta fantasía desorientada

Pero si son mis manos
Las que como un mago de otro tiempo
Desaparecen y se escapan
Las hallaré
De eso estoy casi seguro
En ese espacio imposible que habita
Entre tu corazón y tus nalgas

Y en ese territorio fronterizo
Del que huyen 
Hasta los más audaces canallas
Establecerán su absurdo dominio

Y solo
Escaparé del abismo

O de la nada

viernes, 7 de diciembre de 2012

Palabras ajenas - Javier Cercas




"Si uno no entiende que hay cosas más importantes que la verdad no entiende lo importante que es la verdad."

lunes, 3 de diciembre de 2012

Presunta belleza



De tu presunta belleza
Se hacen eco mis fantasmas

La carne doliente
Los labios desgarrados
El aliento de tus calles
El sinuoso curso de tus nalgas
Tus ojos
Cuevas reflectantes
Que aun desatan el anhelo
De este cuerpo que envejece
Y al que tus piernas rescatan
Tu brevedad
Tu eterna desmesura
El abrazo acaso temeroso
Tu voz
Tu acento
El dolor
De tus lamentos y tu gozo
La inevitable sensación
De que todo está perdido
Y sin embargo

La conquista feroz
De cada uno de tus poros
El gemido atroz
La levedad del todo
La llaga temblorosa
El aullido desnudo
La paz que no es paz
Sin ser otra cosa
Que no sea poco más que nada

El abismo
Cisma
Columpio
Irrefrenable vaivén
Belleza transformada
Los pies curvados
Que me acogen
Como la tela de una araña
La ruinosa caja de metal
Donde sueños y cenizas
Escupen sus últimas llamas
El mural sin color
El lienzo por pintar
Y ese inquietante instante
En el que todo se siente
Y que tan pronto se acaba

Rememorar
Sí 
Sea sueño o realidad
Como un peregrino
Errante en la distancia
La piel lapidada
El deseo henchido
La voluntaria entrega
O tu inabarcable espalda


sábado, 1 de diciembre de 2012

Bailarina



Podría contarte mil historias
Bailarina

Por ejemplo
La de aquella niña
Que en la extrema quietud
De un horizonte invertido
Observa lo que ha de venir
Desde otra perspectiva

También podría hablarte
De esa mujer entre brumas
Congelada en una imagen
Quizás inventada
Con los libros como mudos testigos
Del desdén
Por los restos cotidianos
Blanca la taza
Negro el café
Oscura la vida
Limpia su mirada

O
Por qué no
Esa muchacha que da la espalda
Y contempla
La soledad fugitiva
De una calle
Recién estrenada

Como ese rostro
Velado por la magia
De una luz
Que nada oculta
Y sin embargo
Nada apaga

Pero acaso
En los dedos
Tibiamente entrelazados
Habite el secreto
De una sonrisa
Apenas esbozada

Y
Para qué engañarnos
Todas las historias
Con sus anhelos
Misterios y fantasmas
El tiempo las transforma
En una idea
Un cuerpo
Una sola palabra



Bailarina

Toda tuya

Y en mi turbia imaginación
Por un segundo
Tal vez mía.




lunes, 15 de octubre de 2012

Fantasía a deshoras



No pido tanto
Ya lo ves
Ser poco más que
Un renglón torcido en tu diario
La palabra que apenas se pronuncia
O la esdrújula perdida y sin acento.
El nombre sin letras ni pronombres
Ese silencio imposible que rodea tus pestañas
La caricia fugaz
Acaso violenta y sin aliento
Pero más que realidad o fantasía
Prefiero ser  la precisa y preciosa llave
Del cajón en el que se esconden tus secretos.

martes, 4 de septiembre de 2012

Dioses de látex



No soy sino una sombra
Entre los dioses de látex
Héroes de comic que viven
En la ilusión de una pasión
Sin mancha
Seres de silicio
Erguidos en su pedestal
De traíllas y arneses
Más allá del bien
Y a veces…

No soy sino una sombra cansada
Entre los dioses de látex