miércoles, 14 de septiembre de 2011

Pasiones ajenas por entregas : Tess Gallagher


"Habiendo perdido el futuro con él,
estoy dispuesta a amar a quienes
no me ofrezcan futuro -la forma
que tiene el corazón de extraviarse
en el el tiempo-. Él me lo dio todo, hasta
el último y jaspeado instante, pero no como un exceso,
sino como si un propósito oculto fuese
una fuente junto al camino
a la que pudiera acercar mis labios y saciarme
de recuerdos. Ahora el amor en una habitación
puede hacer que me pierda con suma facilidad,
como una niña que hubiese de volver deprisa a casa
ya de noche, y tuviera miedo de
encontrarla vacía. O sólo miedo.

Dime otra vez que esto sólo va a durar
lo que dure. Quiero ser
frágil y verdadera, como quien prolonga
el momento con su muerte intacta,
con su corazón, demasiado sabio,
limpio de los desechos que llamamos esperanza.

Sólo entonces podré volver a visitar al último superviviente
y saber, con la alboratada exactitud
de una ventana rota, lo que quería decir,
con todo el tiempo ido,
cuando decía: "Te quiero".

Y ahora ofréceme de nuevo
lo que pensaba que no era nada."

Tess Gallagher

viernes, 9 de septiembre de 2011

Esas horas

En las horas del desperdicio
Nadie duerme
Se pasan volando
Porque no valen nada

Son esas horas
En las que el reloj se para
Y no sabemos si tras ellas
Vendrá algo que merezca la pena

Las horas de las dudas
Y del olvido
De papeleras llenas
Y voces quebrando la noche
Que quisiéramos las nuestras

Horas del abandono
De no saber qué o a quién esperamos
Horas sin palabras

Horas sin melodía
Bellas porque no son Bellas
Horas residuales
Que se desbordan por los desagües del alma

Horas de madrugada
De gritos que no brotan
Horas como balas

Horas para beber
Si uno quisiera beber
O para creer en algún dios
Si creyera que creer en ese dios
podría evitarlas

Horas como máscaras
Horas de la memoria deformada
Horas como puñales
Horas que sangran

Horas sin deseo de ti
Ni deseo de mí
Horas de niebla
Horas de fantasmas

Horas sin nobleza
Horas de la basura
Horas bastardas