lunes, 29 de agosto de 2011

Perversas contrAdicciones


Soy adicto al castigo físico
La penetración intelectual
El erotismo del presunto control
Y los orgasmos emocionales

Entre otras cosas...

miércoles, 24 de agosto de 2011

Capote entre divagaciones


En la serie de entrevistas que Lawrence Grobel realizó a Truman Capote puede percibirse su ingenio, su banalidad y su indudable talento. Pero también, en algunos momentos en los que la persona se sobrepone al personaje, aparece el hombre atormentado y complejo. Y también más sabio y humilde.
"P: Entonces, ¿qué le da miedo?
 R: Pensar en que puedo perder el sentido del humor. Convertirme en una inteligencia sin alma, enfilar la pendiente hacia la locura y, por tanto, como dice el acertijo zen, pasar el resto de la vida escuchando el sonido de la palmada de una sola mano."
No sé por qué, pero esa frase lleva años reverberando, a su particular manera, en mi mente. Reírse de uno mismo es imprescindible, y tomarse con cierta distancia muchas de las cosas que vemos u oímos es bastante recomendable. Pero, por encima de todo, no me gustaría perder la pasión por la vida, a pesar de tropezones y altibajos. Y, a ser posible, desearía que esas palmadas de una sola mano continuasen teniendo el inconfundible sonido de una buena azotaina.

domingo, 21 de agosto de 2011

La mujer de tu prójimo, Guy Talese

"La mujer de tu prójimo" describe, con la maestría de un cronista excepcional, la revolución sexual que tuvo lugar en Estados Unidos en los sesenta y setenta del pasado siglo. Es un libro excepcionalmente documentado, no en vano Talese vivió de primera mano mucho de lo que nos cuenta en esta historia fascinante. Las épicas luchas con la censura, los primeros clubs de amor libros, los primeros pasos de la pornografía de masas... Y todo ello a través de personajes en singular, como él mismo. Es cierto que solo menciona de pasada el mundo bdsm y que se centra fundamentalmente en el ámbito de las relaciones heterosexuales, pero ello no le resta ni un ápice de interés para todos los que sentimos que la sexualidad es una parte fundamental de nuestra personalidad y de nuestras vidas.
Alguien podrá decir que su publicación en España, casi treinta años después de su aparición en Estados Unidos, le quita vigencia, aunque no lo creo. El propio Talese, manifiesta con humildad en un epílogo escrito hace dos años (y cito sus propias palabras) "¿qué se puede contar de las tentaciones y tempestades entre hombres y mujeres que no se haya contado antes, y vivido antes, en siglos que se remontan a las edades oscuras y a la compañía en las cuevas?.
Y, más allá de su temática, es un libro de alta literatura. Escrito con pasión, sinceridad y un enorme talento.