miércoles, 19 de octubre de 2011

Back to basics


Es una gran falacia eso de que los años aportan sabiduría. En el mejor de los supuestos, lo que te dan es tiempo para conocer y querer a un puñado de personas y para experimentar con la vida. El resto son poco más que muescas en el calendario.
Mi gusto por el spanking y otras prácticas viene de lejos, aunque mi trabajo me costase conocerme y reconocerme. En ese proceso he jugado con esto y aquéllo, he probado diferentes cosas y he conocido personas de todo tipo. Ha habido épocas tranquilas y otras compulsivas, recorridos nocturnos y escapadas a ninguna parte, deseos cumplidos y pulsiones insatisfechas... Ha habido juegos, relaciones, amor y desamor, sueños y alguna que otra pesadilla.
En los últimos tiempos, sin embargo, me siento cada vez más cómodo con las cosas en apariencia más básicas: morder, besar, azotar, dar claras y sonoras bofetadas...
¿Me estaré volviendo un simple, un anticuado, un tipo aburrido y previsible?
.

Imagen: Jindra Noewi

4 comentarios:

Sweet dijo...

Nop.
Pero creo que después de conocer mucho, uno regresa al origen, jaja.

En mi blog tengo una frase que reza:

"Enjoy the little things in life...
...for one day you'll look back and realize they were the big things"

Creo que eso es lo que te sucede.
Claro... es mi opinión y nada más.

Abrazo.

algamarina dijo...

Interesante reflexión...

Que tenga sabrosos sueños. Lo saludo desde mis bahías azules...

laprincesa{Celta} dijo...

Con todos mis respetos...pero se está haciendo mayor, jajaja.

Supongo que es el momento de vivir o experimentar las cosas como a uno le apetezca sin más explicaciones. A veces lo sencillo, en apariencia, aporta mucho más.

Un saludo.

Marlowe dijo...

Sweet,

Tienes mucha razón. Buen fin de semana.
Un abrazo.

algamarina,

Gracias por tus paseos por aquí.

princesa,

Cada momento tiene sus inquietudes y deseos. Y, sí, me estoy haciendo mayor.
Saludos.